El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Descripción
 
 

El centro Hacia las Naciones surge de una inquietud, en un grupo de pastores, por encontrar la forma de equipar y movilizar a personas hacia el cumplimiento de la tarea misionera que le ha sido confiada a la Iglesia. Luego de orar y confesar nuestra incapacidad de armar este proyecto bajo la dirección de un solo grupo, comenzamos a cultivar relaciones con otros ministerios. Ellos compartían, junto a nosotros, un claro compromiso con la unidad, diversidad y pluralidad de la Iglesia.

De este modo, entonces, se armó un equipo con representantes de diferentes expresiones del cuerpo de Cristo, para elaborar los fundamentos de esta iniciativa. A la misma vez, Dios aceleró admirablemente los tiempos vinculando al grupo con representantes de la Fundación Dios es Amor. Durante tiempo el consejo de administración de esta entidad había estado orando por la oportunidad de involucrarse en un centro de capacitación como el que se proponía. A través de su presidente, Fabián Rey, pusieron inmediatamente a disposición del grupo un predio ubicado en la ciudad de Rosario, cuyas características lo tornan idóneo para esta tarea. De esta manera se cimentaron las bases para avanzar rápidamente con los detalles del programa.

Aunque aún falta mucho camino por recorrer presentamos hoy a la Iglesia, con profundo gozo y gratitud, el centro Hacia las Naciones. Invitamos a todos los que comparten una pasión por la unidad del cuerpo a caminar con nosotros para que el mundo crea y contribuyamos, así, al cumplimiento de la Gran Comisión.

El centro Hacia las Naciones propone complementar la capacitación que provee la Iglesia con una formación adicional, orientada hacia el envío de obreros que extiendan el reino hasta lo último de la tierra. Ofrece sus servicios a toda la Iglesia del Señor, sin privilegiar ningún grupo denominacional.

Volver a la página principal